Este ilustre escocés, como todos sus compatriotas, estaba discriminado por los ingleses pero fue quien cambió la vida de ellos con sus adelantos científicos. Así, inventó el sustituto de los instrumentos de mango de madera o hueso que se usaban para operar y transformó la cirugía de antiséptica a aséptica.